martes, 1 de agosto de 2017

Ordesa. Tozal del Mallo. Vía Despiau.

Hace ya muchos días que no colgaba nada en el blog, sinceramente no me apetecía, iba haciendo cosas pero la pereza y la no necesidad de compartirla tanto en este medio como en otras redes sociales iban retrasando y retrasando el momento……. Ayer volvimos con el brother otra vez más a Ordesa, paraíso que como otros lugares uno se tiene que sentar para disfrutar del paisaje que a veces de tantas visitas no llegas a valorar el encanto, soledad y vacío que envuelven sus montañas. Despiau al Tozal del Mallo, era una alternativa prácticamente a la sombra de la mañana para volver adaptarnos a esta escalada peculiar, pocas paredes existen en España con ese compromiso. Calor en la subida, pero el viento hizo que más de la mitad de la vía hiciera con Gore. No está mal la misma, pero la calidad de la roca y el poco frecuentar de la gente hace que el principio a pesar de ser fácil haya que ir con cuidado. A partir de la primera y buena chimenea L4 la cosa cambia, aunque a tramos hay que ir con cuidado. Reuniones menos dos hicimos en diferentes sitios, pues igual sólo hay un pitón y no se puede reforzar como son incómodas o cortas las tiradas. No la incluiría en clásica, pues faltan muchos pitones y los que hay dudosos, sin contar que tiene algún largo (fisura dedos) difícil. Recomendable llevar algún pitón o piezas pequeñas. Pongo reseña hizo Oscar de http://caracolesmajaras.blogspot.com.es/ que está muy bien y otra del libro senderos de piedra (Ordesa) de hace 20 años para que veáis los clavos que había en aquellas. CAÑA A LA MONTAÑA!!!!

3 comentarios:

  1. Con manguita larga... que envidia!!
    Que ganas de volver!!!
    Me alegro que os sirviese el croquis!!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar